POSTRADO ANTE LA CRUZ

Postrado  ante la cruz en la que has muerto y a la yo también te he condenado,

sólo puedo decirte que lo siento, sólo puedo decirte que hoy te amo.

Y te pido perdón por mis errores y te pido perdón por mis pecados.

¡Perdóname!,  Señor, hoy me arrepiento. ¡Perdóname!, mi Dios crucificado.

Yo he cargado de espinas tu cabeza cuando he vuelto la espalda a mis hermanos.

Yo he llenado tu cuerpo de tormentos cuando a algún semejante he despreciado.

Y yo clavo en la cruz tus manos y tus pies siempre que a mis amigos yo defraudo.

¡Perdóname!,  Señor, hoy me arrepiento. ¡Perdóname!, mi Dios crucificado.

Yo he colmado tu faz de sufrimiento cuando he visto injusticias y he callado.

Yo he sembrado tu alma de amargura al fingir siempre ser un buen cristiano.

Yo atravieso tu pecho con la lanza siempre que espero amor y yo no amo.

¡Perdóname!,  Señor, hoy me arrepiento. ¡Perdóname!, mi Dios crucificado. Amén.   (J. Madurga)

Postrado ante la Cruz